domingo, 8 de mayo de 2011

EL PARQUE NACIONAL YASUNÍ



De acuerdo a estudios científicos, el parque Yasuní, en la región amazónica ecuatoriana, en las provincias de Orellana y Pastaza, es la región de mayor diversidad biológica del mundo. Esto implica que hay mayor número de especies en esta reserva biológica que en cualquier otra del mundo, y por lo tanto muchas especies únicas.

Esta zona se declaró parque nacional el 20 de noviembre de 1979 gracias a su gran riqueza natural, y en 1989 entra a formar parte de la reserva mundial de la biosfera, dentro del programa del hombre y la biosfera de la UNESCO.
Esto son espacios de excepcional importancia cultural y biológica, en los cuales no se puede realizar ningún tipo de actividad extractiva debido a su valor ambiental.

Aquí dentro podemos encontrar numerosas especies en peligro de extinción, tanto animales como vegetales, que deben de ser protegidas, ya que cualquier alteración o disminución que sufran los bosques naturales, conducen de un modo inevitable a la extinción y con ello a la degradación de la biodiversidad.

Vegetales: En el Yasuní han sido descritas nada menos que 1762 especies de árboles, de las cuales 366 aún no han podido ser clasificadas.

Animales: Este es uno de los lugares más diversos en cuanto a aves se refiere, con 567 especies registradas. Protege cerca del 40% de todas las especies de mamíferos de la cuenca amazónica

Protección

Por su característica de reserva biológica, las únicas actividades que se pueden desarrollar, para garantizar el equilibrio y la no contaminación, son "activades cooperativas compatibles con prácticas ecológicas racionales, como la educación relativa al medio ambiente, la recreación, el turismo ecológico y la investigación aplicada básica"

La amenaza de las petroleras

Ademas de ser una zona protegida por su alta biodiversidad, ésta es una zona llena de lugares de tasa ilegal de árboles y sobre todo de explotación petrolera.
Dos petroleras extranjeras y una ecuatoriana tienen allí sus campamentos desde hace varios años, y la delimitación de los bloques no coincide necesariamente con la del parque. Sim embargo, es evidente que el área ecológica convive con otra de actividades petroleras.

Según datos proporcionados por fuentes de las firmas y del ministerio de recursos naturales no renovables, las tres compañias, en conjunto, extraen más de 150.000 barriles de crudo por día. Algunas de estas operaciones empezaron hace más de 20 años.

Los ejecutivos de las petroleras, quienes pidieron que no se revelen sus nombres, argumentan haber cumplido con los requisitos de manejo ambiental exigidos por la autoridades. Incluso, dicen, se han visto en la necesidad de negociar obras de infraestructura y proyectos sociales con los dirigentes de las comunidades indígenas que viven en la zona. Pero ¿hasta que punto pueden ser estas prácticas respetadoras de una zona totalmente protegida?
Los grupos ambientalistas, como acción ecológica, denuncian, en cambio, varios derrames de crudo y de líquidos contaminantes en los ríos, que, aunque fueran no intencionados, no dejan de ser contaminación.

Ayudas a cambio de no extraer aún más petróleo

El vicepresidente ecuatoriano, Lenin Moreno, indicó que si el proyecto conservacionista Yasuní no recibía aportaciones de las naciones del mundo, Ecuador debería explotar el petróleo que yace debajo de esta reserva natural amazónica, procurando utilizar tecnología moderna para preservar el ambiente.

Ademas el presidente Rafael correa manifestó que en caso de que no hubiera por parte de los países en desarrollo, una respuesta positiva, sin duda tocaría extraer ese petróleo, siempre con la más moderna tecnología.
Aclaró que este aporte generoso de su país al mundo, para la conservación de la naturaleza, es una responsabilidad que comparten todas las naciones del planeta.

Según ellos, esta es una responsabilidad de todo el mundo, y si los ecuatorianos deciden dejar de percibir estos recursos, es justo que los países del mundo también lo hagan. Pero la urgencia de necesitar esos recursos le haría extraerlos de no recibir alguna contribución de la comunidad internacional.

La ministra coordinadora de patrimonio, María Fernandez Espinosa, dijo a periodistas que el gobierno del presidente Rafael Correa, propone a la comunidad internacional una contribución de al menos 3.600 millones de dolares equivalentes al 50% de los recursos que se percibirían en caso de explorar y explotar la zona.

Más información

Podeis encontrar mucha más información en web como la de Amazonia por la vida

Referencia bibliográfica

"El parque nacional Yasuní y las petroleras", [en línea]. animalesextinción.es. Dirección URL: http://www.animalesextincion.es/articulo.php?id_noticia=305 [Consulta 8 de May
o del 2011]

7 comentarios:

  1. Este mundo es la única casa que tenemos y debemos tomar conciencia de que si seguimos explotándolo, saqueándolo de forma incontrolable con se ha hecho durando las últimas décadas, vamos a ser los protagonistas de nuestro propio fin. Es una agresión la que estamos haciendo hacia nuestro planeta. ¿Qué mundo le vamos a dejar a nuestros hijos?

    ResponderEliminar
  2. POR FAVOR NECESITO AYUDA DE LAS CONSECUENCIAS A LARGO PLAZO QUE PODRÍA CAUSAR LA EXTINCIÓN DE LOS ANIMALES..

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Acerca de esto yo opino que nosotros deberíamos de hacer conciencia y ponemos a pensar que si explotamos el Yasuní, vamos a destruir la biodiversidad que rodea a este maravillo parque, y las etnias que permanecen en este, además los animales y vegetales se extinguirán mucho más y así al pasar el tiempo no podríamos disfrutar d este sorprendente paisaje.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Definitivamente debemos preocuparnos más por nuestro comportamiento con respecto al medio ambiente de no cambiar, parques como el Yasuní y toda la biodiversidad que en ellos se encuentran se ven afectados.

    ResponderEliminar